Créditos de dinero para convertirse en SEO Profesional: Marketing online

El llegar a ser un buen profesional de las nuevas tecnologías y del marketing es un camino largo y a veces económicamente costoso y dónde a veces conseguir financiación económica es costoso teniendo que recurrir a medios externos como la solicitud de créditos de dinero a bancos o cajas de ahorro, o incluso para superar momentos delicados pedir un microprestamo online a pesar de que los tipos de interés que se aplican son muy altos.

Los SEO para llegar a ser expertos en la materia, como cualquier otro profesional, deben emplear muchos recursos económicos como la compra de hosting, dominios, herramientas de investigación y control de las SERP, etc y todo ello aparejado una serie de gastos que a corto plazo no puede revertir en beneficios económicos y para su supervivencia a medio plazo y llegar a ser competitivos necesitan tener una estructura financiera sólida pero muchas veces no es así, teniendo que recurrir a financiaciones anómalas como la aportación económica de amigos y conocidos o hipotecar bienes inmuebles o solicitar créditos que a veces rayan la usura por los costes económicos que acarrea su amortización.

prestamos de dinero para seo

Cualquier emprendedor o persona que trate de formarse en la materia, debe invertir dinero en su formación y lo más socorrido es solicitar un préstamo bien a las entidades crediticias tradicionales bien a empresas financieras especializadas en la concesión de préstamos rápidos, llamados así porque se gestionan y entregan en menos de 10 minutos, aunque con el inconveniente de que el tipo de interés que aplican es muy elevado aunque a muchos profesionales les es muy útil porque ante la falta de liquidez para adquirir por ejemplo un dominio caducado es la única opción que les queda antes de que sea adquirido por la competencia

Para aquellos futuros emprendedores del SEO, del marketing online o comunity manager que precisen de liquidez económica que quieran profundizar en el tema de los microcréditos online les ser muy útil el artículo de préstamos publicado por deudae que da las claves de como conseguir financiación rápida o en caso de necesitar una cantidad de dinero mucho mayor lo mas idóneo es acudir a los bancos tradicionales dónde el TAE aplicable es mucho menor como por ejemplo acudiendo a las líneas de crédito que conceden entidades de ahorro como el Banco de Santander en el panorama de los créditos bancarios.

El coste económico que puede suponer el crear una tienda online de venta de productos es muy variable, dependiendo de si tenemos o no que acudir a terceros o podemos hacerlo nosotros mismos.

Un breve estudio sobre el dinero que necesitarías pedir en forma de préstamo (lo que te va a condicionar si necesitaras aportar un aval personal o real) para poner en marcha una plataforma de este tipo podría ser el siguiente:

  • Adquisición de dominio: 10 Euros
  • Compra de hosting barato: 69 euros al año
  • Diseño de la web: Gratis ya que podríamos utilizar alguna plantilla gratuita de WordPress
  • Redacción de artículos: 5 euros por artículo con una previsión de 20 post mensuales, nos daría una suma total de dinero de 100 euros al mes
  • Posicionamiento SEO: 200 Euros al mes 

Como ves la inversión que se hace no es muy alta el poder trabajar desde casa es posible como freelance o autónomo aunque para ello muchas veces tengas que recurrir a los créditos online que concede empresa como Cofidis o Kredito24.

Conclusiones:

  • El iniciar cualquier actividad o negocio empresarial requiere de una mínima pero a la vez sostenida inversión.
  • Se deben ponderar las formas de amortización de los préstamos concedidos para evitar el estrangulamiento financiero a corto plazo del proyecto empresarial.
  • Nunca endeudarse más de lo que se pueda devolver de forma cómoda
  • Invertir en tecnología pero sabiendo que la rentabilidad de esa I+D puede ser a muy largo plazo.
  • Hacer un presupuesto detallado de los gastos tanto estructurales como financieros (interese de los créditos) que va a conllevar el proyecto

Fuente de información: blog.uclm.es